La homosexualidad en algunos paises africanos

La homosexualidad en las sociedades occidentales está lejos de ser una orientación sexual completamente aceptada y tolerada, pero comparado con la mayoría de las sociedades africanas, vivimos en un paraíso terrenal para los que aman a personas del mismo sexo.

Hoy en día Sudáfrica es el único país africano que legalizó el matrimonio homosexual. En muchos otros países del continente como Kenia, Tanzania, Liberia, Camerún, Nigeria, Uganda y Malawi está penado el amor del mismo sexo.

Y eso en una cultura en la que existe una multitud de comunidades en las que la homosexualidad está aceptada y integrada en la vida cotidiana: En Kenia se permite casarse a las mujeres del grupo etnico de los Nandi. En Lesotho mujeres cuyas maridos trabajan para mucho tiempo en un lugar lejano se toman un

a mujer menor que ellas como pareja, lo cual es conocido bajo el nombre mummy-baby. La misma relación también existe en el norte de Nigeria entre hombres, y lleva el nombre yan dauda. Además existen tradiciones travestidas en la comunidad de los Woubi en la Costa de Marfíl y en caso de las Kitesha en la República Centroafricana.

Este comportamiento homosexual tuvo una buena reputación entre las comunidades tradicionales. Se veía como algo espiritual, en algunas transmisiones se habla de las personas homosexuales como guardianes de puertas a otro mundo. (http://www.menweb.org/somegay.htm)

Sin embargo, cuando se intentaron organizar movimientos homosexuales en los años noventa del boom democrático en algunos países africanos, les cruzaron en el camino leyes y constituciones contra homosexuales. Curiosamente éstas son la herencia del pasado colonial de África, lo cual da lugar a la pregunta si la homofobia es algo que han traído los colonos occidentales al continente.

OKENYA-gays-lesbians-africa-graphic_full_600

Al contrario a esta tesis políticos conocidos como el presidente de Namibia, Sam Nujona, y Robert Mugabe de Zimbabwe, sostienen la idea que la homosexualidad en sí no es africano, sino occidental.

Generalmente llama la atención que se fomenta la homofobia por la iglesia cristiana en vez de defender los derechos de gays y lesbianas. El arzobispo anglicano Eliud Wabukala rechazó la idea de comunidades homosexuales legalizadas en Kenia como impía, “no africana y culturalmente no aceptable”. Le secundó Abdullah Abdi del foro de los líderes musulmanes: “No podemos permitir una legalización en Kenia, la gente que acepta esta idea no están en pleno juicio.”

Kenia no es el único caso en África. En Uganda se discute un proyecto de ley que debe penar el “propagar” de homosexualidad con hasta 7 años de cárcel – y a este concepto pertenece incluso la información objetiva. Algunos diputados se esfuerzan por la pena de muerte para homesexuales.

En Sudáfrica el matrimonio homosexual está oficialmente permitido, pero existe violencia sexual contra mujeres lesbianas que han sido violadas para “cambiar su orientación sexual”. Y en Gambia saltó el presidente Yahya Jammeh a las primeras páginas cuando animó a los homosexuales de abandonar el país. En caso contrario les amenazó con decapitarles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: